El abasto de vacunas contra el sarampión está garantizado para la Primera Semana Nacional de Salud, que arrancará en febrero próximo, afirmó Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

En entrevista, el funcionario de la Secretaría de Salud señaló que durante 2018 México no contó con esas vacunas debido a problemas con el proveedor Laboratorios Imperiales Pharma, y reveló que días antes de que entrara en funciones el nuevo gobierno, la pasada administración rescindió el contrato sin avisarles.

Esto puso en riesgo al país de un brote de la enfermedad, amenaza que sigue vigente, ya que 776 mil menores no fueron inmunizados.

López-Gatell dijo que ya se dio vista al Órgano Interno de Control de la Secretaría de Salud para que se investigue la falta de vacunas, sobre todo en momentos donde hay brotes en Estados Unidos, Europa y Sudamérica que pueden ser importados a México.

Destacó que para cubrir las necesidades de la población durante la Primera Semana Nacional de Salud, Birmex va a proporcionar 554 mil dosis de la vacuna que tenía en su reserva, y Petróleos Mexicanos (Pemex) va a prestar el resto (222 mil dosis).

Agregó que “para que esta Primera Semana no sea rutinaria con el listado de acciones, buscamos posicionar las vacunas de sarampión donde más se requiere, para lo cual se va a evaluar el riesgo para identificar las zonas donde más se requieren”.

López-Gatell mencionó que ya está en marcha el proceso de adquisición de vacunas para 2019 y se espera que en tres meses se normalice el abasto de este biológico.

- Publicidad -