El Instituto Politécnico Nacional (IPN) y el Instituto de Desarrollo de Corea (KDI por sus siglas en inglés), anunciaron que a través del Programa de Intercambio de Conocimientos (Knowledge Sharing Program-KSP), se conformó el Sistema de Planeación Tecnológica-Estratégica de México, que integrará la experiencia, conocimientos y adelantos científicos y tecnológicos de esa nación asiática, para insertar a nuestro país en una nueva etapa de desarrollo.

El Director General del IPN, Mario Alberto Rodríguez Casas y los Ministros de Comercio, Industria y Energía de la República de Corea, Hyunghwan Joo y de la Embajada de la República de Corea en México, Jae-hoon Min, presentaron los avances del Programa de Intercambio de Conocimientos (KSP), que hizo posible la aplicación de la metodología de especialistas de Corea del Sur en la creación de proyectos estratégicos, entre los que se considera el del transporte, a fin de incorporar a México al desarrollo sostenible y sustentable.

Rodríguez Casas aseguró que desde hace dos años el Instituto de Desarrollo de Corea y el IPN trabajan en un sistema de planeación tecnológica que Corea del Sur ha utilizado para orientar y potenciar exitosamente su desarrollo científico, tecnológico y económico. “La visión de este país y su apuesta por el conocimiento, la ciencia, la tecnología y la innovación, lo han colocado como una de las economías más grandes del mundo”, aseveró.

Explicó que con la invaluable asesoría de los expertos coreanos, el Politécnico aprendió y aplicó la metodología en un proyecto piloto para el sector del transporte, un área de urgente intervención debido a sus implicaciones en la movilidad de las grandes ciudades, la economía, la seguridad y los aspectos ambientales. El Proyecto Estratégico del Transporte, indicó, permitirá contar con una herramienta clave para la toma de decisiones, caracterizada por una visión nacional y considerando distintos horizontes temporales, para incidir en el crecimiento económico y en el desarrollo de diferentes sectores productivos en México, propósito alineado con la Agenda Estratégica de Transformación del Politécnico Nacional.

“No sobra decir que, con la metodología de la planeación tecnológica estratégica, junto con la creación de nuevas unidades académicas y la puesta en marcha de un novedoso centro de innovación y desarrollo tecnológico en Chihuahua, el Politécnico reforzará su capacidad interna, mantendrá su pertinencia y diversificará los servicios que puede brindar al gobierno, a la sociedad y a los sectores productivos”, subrayó.

Estos elementos, dijo, influirán en una oferta educativa robusta, orientada hacia la Industria 4.0 y mejor alineada a las necesidades del país, manteniendo el enfoque social que nos caracteriza.

Afirmó que el sector del transporte representa una prioridad para el IPN y, muestra de ello, fue la inauguración del XI Congreso Internacional del Transporte, cuyo lema fue “La Innovación en la Movilidad Urbana”. Señaló que la alianza con el Instituto de Desarrollo de Corea ha brindado al Politécnico más conocimiento: “Queremos tener las mejores herramientas para anticiparnos a los retos del mundo globalizado, actuar con rumbo y liderar la ciencia y la tecnología en beneficio de nuestra nación”.

Resaltó la importancia de esta alianza entre científicos politécnicos y coreanos, toda vez que de acuerdo con el Informe Anual de Competitividad Asiática 2019 (publicado el 26 de marzo por el Foro de Boao para Asia), Corea se posiciona en el primer lugar de la competitividad integral entre 37 países asiáticos evaluados en 2018.

“No sólo alcanzó el primer lugar, sino que destacó en las cinco categorías del ranking: eficiencia comercial y administrativa, nivel de infraestructura, desarrollo social, fortaleza económica general, y capital humano y capacidad de innovación. La Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) lo reconocen como país desarrollado y uno de los más avanzados tecnológicamente”, sostuvo.

Agradeció a la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo y al Instituto de Desarrollo de Corea por su apoyo. “Sus puntos de vista y recomendaciones a lo largo de los talleres, seminarios, reuniones de consulta con los expertos y autoridades de ambos países, visitas a empresas líderes e instituciones de Corea, son invaluables”. Rodríguez Casas enfatizó que el informe final del proyecto que hoy presenta el Instituto de Desarrollo de Corea es apenas el umbral de una amplia puerta que se abre para el nuevo Politécnico”, concluyó.

A su vez, el Ministro de la Embajada de la República de Corea en México, Jae-hoon Min, expresó su agradecimiento por la presentación del informe final del proyecto del plan para establecer la estrategia de ciencia y tecnología del IPN. “Corea y México han llevado a cabo varios proyectos en 23 temas específicos durante los últimos ocho años desde 2012, contribuyendo a la cooperación en el área de tecnología y de desarrollo, así como para fortalecer la relación bilateral”, acotó.

“En este sentido, comentó, espero que los resultados de la investigación de este proyecto puedan sacar un fruto productivo y completo. El proyecto que hoy da su informe final, es el estudio de seguimiento de la investigación sobre el plan para mejorar la capacidad de predicción y evaluación de ciencia y tecnología del Instituto de Desarrollo de Corea, que se llevó a cabo el año pasado. Este año como parte del proyecto se desarrolló un modelo para fortalecer la vinculación entre la política de ciencia y tecnología, y la inversión en investigación y desarrollo en el ámbito nacional”, refirió.

Manifestó que también se realizaron varios estudios piloto para desarrollar tecnologías prometedoras y establecer prioridades en investigación y desarrollo, además de crear la hoja de ruta de la tecnología, especialmente en el sector del transporte, basada en la tecnología del internet de las cosas.

Detalló que con el Sistema de Planeación Tecnológica-Estratégica se proponen varias recomendaciones como son: primero, en términos de inversión en investigación del desarrollo, se tendrían que establecer la diferencia entre los sectores público y privado; segundo, se necesitaría asegurar el vínculo entre la inversión pública y privada en investigación y desarrollo, y tercero, en México donde se ve insuficiente la capacidad privada de investigación y desarrollo, sería adecuado que a corto plazo el gobierno dirigiera el sector de investigación y desarrollo.

Por su parte, el Ministro de Comercio, Industria y Energía de la República de Corea, Hyunghwan Joo, expuso que hoy en día en México operan alrededor de 2 mil empresas coreanas que han invertido más de 6.5 mil millones de dólares y creado más de 150 mil empleos. “Pienso que se podría profundizar el intercambio y la coordinación entre los dos países. El papel del Instituto de Desarrollo de Corea es muy significativo e importante en términos de compartir conocimientos, experiencias e ideas”, añadió.

El Director General de Cooperación Técnica y Científica de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), Gustavo Alonso Cabrera Rodríguez, destacó que el Politécnico tiene un intercambio científico y tecnológico muy relevante para el país. Reconoció el profesionalismo, liderazgo y entrega de los politécnicos para impulsar estos trabajos y afirmó que históricamente la relación de México y Corea se ha venido afianzando. Ofreció el respaldo total de la Agencia al IPN para continuar con intercambio científico con otras naciones.

El Secretario de Extensión e Integración Social del IPN, Luis Alfonso Villa Vargas, subrayó que se llegó a la construcción de un modelo en el que se transfiere un conocimiento que ha sido del mayor éxito y probado en la República de Corea del Sur. Mencionó que en el tiempo que se lleva trabajando con el Instituto de Desarrollo de Corea se ha realizado una transferencia de conocimiento a un grupo de expertos del IPN, para dos objetivos fundamentales: Asimilar el conocimiento en una metodología que ha tenido éxito en un país donde se han desarrollado empresas de la calidad de Samsung, LG, Kia y Hyundai, entre otras, y hacer que la transferencia de esta metodología no sólo sea un ejercicio institucional-académico, sino que se convierta en una planeación para el desarrollo tecnológico del país.

- Publicidad -